479 – Los Ángeles del Aconcagua, por Miryam Dietrich

Los ángeles del Aconcagua

Hola angelito humano: síntesis de tantas multi-experiencias.

Llamado interno para Laguna de los horcones al pié del Aconcagua. Viajo en micro desde Mendoza a Uspallata. Es de noche. Más el rio Mendoza me muestra toda su opulencia, iluminado en la noche, salpicando con su espuma las riberas. Me emociono. Vuelvo a este sitio geográfico donde tantas manifestaciones he tenido a lo largo de mi vida.

Una amiga –Rebeca Olive- que me aloja en el valle de Uspallata. Un amigo periodista mi querido Gustavo Figini, que viene a mi encuentro. Intercambio de información. Subida en micro al cruce de la ruta a Chile ingreso al parque 2017-07-10con el Parque Nacional Aconcagua.

Parque Nacional Aconcagua, Argentina por Miryam Dietrich
Parque Nacional Aconcagua, Argentina por Miryam Dietrich

Nieve. Hielo. Precaución en el caminar. Un solo baño para  mujeres. Guarparques afanosos por dar información con medios escasos. Comienzo la trepada. Presencias. Muchas presencias a medida que avanzo. El Señor de los Mundos ahí se encuentra.

Puerta multidimensional o muchas puertas dimensionales. Es el mundo. Es la tierra. Es el planeta inmerso en el Universo. Patinada y de boca a la nieve. Me río fuerte de mi absurda posición. Me ayudan a levantarme. Sacudo la nieve. Llego a la Laguna Espejo. Decido no seguir por el hielo. Siento. Experimento. ELLOS dicen que está bien. Me entrego. Aparece una vez más, una piedra grande sin nieve, para que en ella me apoye. Cierro mis ojos. El sol aparece de golpe, envolviéndome en sus rayos.  Me siento agradecida por poder cumplir un nuevo año de vida en ese magnífico espacio donde he tenido tantas experiencias diferentes en esta vida.

Meditando frente al Lago Espejo, al pie del Aconcagua, por Miryam Dietrich
Meditando frente al Lago Espejo, al pie del Aconcagua, por Miryam Dietrich

Siento. Siento. Experimento.  Una nube sobre la cumbre del Aconcagua, n se mueve. Y queda ahí por horas. Sorprende y resulta misteriosa.

Nos volvemos. Caminamos hasta Puente del Inca. Cansados y felices. Un chocolate caliente con churros.

Gustavo Figini y Miryam Dietrich, en Puente del Inca, Mendoza, Argentina
Gustavo Figini y Miryam Dietrich, en Puente del Inca, Mendoza, Argentina

Al día siguiente, un sol radiante y me sorprende una Uspallata reclamante frente a autoridades por el costo de la luz y la locura galopante de costos sin sentido. Escucho a los del pueblo, expresarse con coherencia y con respeto.

Y veo que en todos lados, la ausencia de coherencia de los políticos en general, es una constante.

Observo la movida y me quedo en esa calidad: la de observadora de una realidad no querida pero de alguna forma consentida con tanto subsidios regalados, con el dinero de los de al lado, este pueblo que ha sido ignorado.

Manifestación en Uspallata, Argentina por el costo de la tarifa de electricidad, por Miryam Dietrich
Manifestación en Uspallata, Argentina por el costo de la tarifa de electricidad, por Miryam Dietrich

Descanso y luego a Mendoza.

En una curva del camino me sorprende un lago de azul profundo y de una belleza inmaculada. Un cartel me espabila para ubicarme geográficamente: es Potrerillos. Veo en las afueras ¿casas? O ¿chozas? Techos tapados con nylon. Y el corazón se me estruja.  Y hoy domingo con tanta nieve, le pido a los ángeles que vayan a arroparlos a los que allí se cobijan.

En la terminal de buses, me espera una nueva-vieja amiga. Canosa ella como mi querida Silvia Quistre. Y chilena como la amorosa Berta Prudant. Se llama Carmen Lafarga. Su esposo me recibe como si nos conociéramos de toda la vida. A él le dicen Lucho y Lucho es el sobrenombre de mi hijo menor. Coincidencias y sincronicidades.

El Challao - Mendoza - Argentina- Vista desde mi pieza, domingo 16 de julio de 2017
El Challao – Mendoza – Argentina- Vista desde mi pieza, domingo 16 de julio de 2017

Me ataca la alergia. Se cambian horarios y se genera un revuelo. Mas ELLOS me dicen: Todo es perfecto.

Hoy nieva mucho. Es domingo. Y vuelvo a la tercera dimensión. Las PASO que ya son un fiasco. Un gasto de dinero innecesario para un país casi colapsado.  Odebrecht haciendo de las suyas. Lula sentenciado. Humala y Fujimori en prisión. Los diarios mintiendo lo que ya no puede ser mentido. Venezuela a los gritos para poder volver a encontrar su destino. EEUU y Corea jugando a inyectar miedo con una posible guerra.

Políticos argentinos que enarbolan discursos obsoletos

Y ahora miro por la ventana. Y la nieve arrecia. Y siento a los ángeles de la nieve y a los del Aconcagua. Tiempo de recogimiento para Observar y Discernir. Para cobijarnos. Para sentir.

Sigue nevando y aumenta el colchón de nieve que se forma en el parque.

Me detengo y me observo. Y agradezco.

Agradezco a los ángeles humanos que se cruzan en mi camino y a todos los otros, los vecinos de al lado, que me sostienen para que pueda seguir trabajando.

Hoy es domingo 16 de julio de 2017 y sigue nevando en el Challao, en la ciudad de Mendoza Capital.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *