Cuarta Cronica Erkiana y el primer día del Tercer Campamento Erks (491), por Miryam Dietrich

2017-09-23 Cuarta Cronica Erkiana y primer día del Tercer

Roberto Villamil, Miryam Dietrich y Carlos Alberto Gallo
Roberto Villamil, Miryam Dietrich y Carlos Alberto Gallo

Campamento Erks –  Campo del Peregrino – Quebrada de Luna – Capilla del Monte (Argentina)

Holaaaa! Para tí angelito humano que no pudiste llegar físicamente, van estas CUARTAS CRONICAS ERKIANAS del Tercer Campamento Erks.
Sitio especial de multiespacios. El Campo del Peregrino, recuperado, agrandado, marcando para muchos, el comienzo del Camino.
Un día soleado. Movimiento. Caras conocidas, otras nuevas, algunas recordadas y otras vibrando a puros abrazos. Gente saludando. Mateando. Conversando.
Y, allá en el fondo, estrenando escenario, se encuentran Gustavo Cairo y Pablo Grossi, organizando.
Lentamente hacia allí vamos los presentes, buscando las sombras entre algarrobos, molles y espinillos que nos cobijan con amor en este re-encuentro de almas que vibran al mismo son.
Conversaciones difusas, en medio de la espera mientras llega gente de afuera.
La acequia cantarina nos pone música de fondo junto con sus Ondinas,. Allá arriba, dos o tres nubes difusas que nos alientan a mirar el celeste del cielo que corona el encuentro.
Y comienza lo esperado de la mano Carlos Alberto Gallo, quien nos introduce en una ceremonia con Mario Frontera Tulián y la Machi, donde se ora a las cuatro direcciones abrazando a la Madre Tierra, en ceremonia chamánica que, por su simpleza, nos atrapa el alma.

Ya formalizado el inicio de este encuentro formalmente informal, vamos a la escucha de las

Mario Frontera Tulian, Carlos Alberto Gallo, Miryam Dietrich y Edgardo Marranti
Mario Frontera Tulian, Carlos Alberto Gallo, Miryam Dietrich y Edgardo Marranti

palabras de Oscar Acoglanis, quien con la mesura que lo caracteriza nos introduce en su visión del CON TACTO. Y en el juego de las palabras, desgrana perlas de profunda sabiduría que nos llevan a entender esta y la “otra” vida.
Diana Pereira se explaya sobre la Misión Santa Isabel y sus diferentes espacios.
El grupo musical UANTAKS (hijos de la Luz) – nos coloca en una vibración especial que alcanza su punto culminante, cuando se acerca y colabora con los sonidos de los instrumentos que imitan a la Madre Naturaleza, el Flautista de Hamelin, Sebastian Almeroni.
Una bella mujer española, cierra sus ojos, y su cara de felicidad deja al descubierto su alma.
Y en el maremandum de humanos, una silla verde brillante (casi sonora en el color) interrumpe en el escenario de humanos allí congregados.
Un gato posa y, como modelo de pasarela, permite que la cámara de un asistente, lo plasme en foto. Y luego, en andar perezoso, se dirige hacia la acequia, dejando a los rayos del sol, huérfanos de su presencia.
La brisa – el Waira al decir de Alberto Gallo – nos abraza, ahora con fuerza, ahora con suavidad. Y la temperatura va cambiando, obligándonos a refugiarnos en ponchos y camperas para no perder la emoción que, los diversos CON TACTOS de ángeles humanos, nos está provocando.
La presencia de Luz Mary Lopez con el CIO como respaldo, nos trae una mirada diferente sobre ERKS y sus hermanos, invitando a otro encuentro, a otro espacio.
Y hacia el final, la Pintura ANIDIMENSIONAL de Edgardo Marranti, brillante en la simpleza de su exposición, que nos obliga a ponerle el cuerpo al frío ya reinante y quedarnos extasiados escuchando su relato del conocimiento de AQUELLOS que están por aquí y también por allá.
Los rostros desaparecen bajo gorros, frazadas y lo que nos entibie el cuerpo, ya que Edgardo nos ha prendido hermoso fuego en el alma. Todos quietitos. Escuchando, asimilando, recordando, aprendiendo, comprendiendo.
¡¡¡Guauuuu y reguauuu!!! ¡Cuando menciona a los habitantes del SOL, me marca como punto final de las pruebas que he ido recibiendo, de mis AMADOS ELLOS, marcándome el camino hacia el inicio de mi nuevo libro sobre los Ángeles Solares y la evolución humana en el planeta tierra!
Ya la noche cubre nuestras cabezas. Y aún con el persistente frío, todos escuchamos cada palabra de EDGARDO que nos pone un faro de esperanza.
Estamos en ERKS, somos de ERKS, respiramos ERKS. Todos somos ángeles humanos… erkianos.
Desde el Uritorco como telón al frente, siento que nos abrazan. Los Terrones al costado conspiran para que desde el Pajarillo, mis amados ELLOS sean los guardianes de este especial encuentro.
ELLOS existen desde el principio de los tiempos. ELLOS son reales, mucho más reales que esta supuesta realidad, donde a veces naufragamos en el universo mental.
Hoy te digo simplemente… hasta mañana.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *