Rueca de Almas: origen de su nombre

 

Rueca de Almas

 

es un nombre que nació, en enero de 2009, a la sombra de los pinos de Valeria del Mar, provincia de Buenos Aires, República Argentina. Más el trabajo que se relaciona con su contenido, lo venía desarrollando concientemente desde julio de 1999.

 

Estaba con una muy querida amiga, Stella Maris (que es mitad hada y mitad humana pero ella no lo sabe ni lo reconoce) la que me incentivaba a que hiciera la web para dar a conocer a la gente lo que yo conocía y recibía de Ángeles y Maestros.

 

Y ambas coincidíamos que debía ser un nombre que explicara cuál era el trabajo que hacía. Iban y venían las ideas, mientras a nuestro alrededor, estaban las hadas, los duendes, las gnominas y los gnomos tan característicos de la zona muy felices de lo que escuchaban y diviertiéndose.

 

(http://www.josnell.com.ar/imagenesdehaditas.htm)

Hicimos tormenta de nombres y así surgió RUECA DE ALMAS, cuyo significado es HILANDO ALMAS. Mi amiga hada-humana me tiró la idea de que mi trabajo espiritual con las personas y los Ángeles, era como “hilar almas” ayudando a que cada una encontrara lo mejor de sí misma.

 

Y expresaba que yo hilaba almas, por todo lo que viajaba, conectando gente de lugares dispersos de la tierra y transportando conocimientos, vivencias y sentires de unos a otros, hechos estos que, – al decir de mi amiga Stella Maris- sin mi participación, las personas no tendrían posibilidad de conocer.

 

Quedó el nombre en borrador y seguí mi vida.

 

 

 

angeldelbosque21-viviana-de-camino1

“Angel del bosque” de Viviana de Camino

Viajé a Necochea, compartí, merced a la insistencia de mi hermana de camino María Estela Z, talleres de Ángeles con bella gente. Estuve a 40 km de Gonzalez Chavez, en el campo “La Cambicha” de mi amiga Marisa Z, dicté Talleres ahí, en medio del campo y me sorprendieron los bellos espíritus de las  mujeres que asistieron, quienes además  recorrieron aquella distancia de ida y otro tanto de vuelta, para recibir mensajes de los Maestros.

 

Y ahí conocí a Cuca, una humana gnoma, de maravillosa conexión con los elementales.

 

Me vine a Buenos Aires, viajé a Quebrada de Luna (Provincia de Córdoba) pero el nombre estaba dentro mío, rebotando como una pelotita de ping-pong.

 

Y también dudaba pensando que hay tantas páginas en Internet que hablan de estos temas, que no sabía si podía agregar algo a lo ya existente.

 

Y de golpe, aún no sé como, todo resonó dentro mío al leer la AUTOBIOGRAFIA de GANDHI. Y ahí comprendí cabalmente el sentido de la RUECA y que lo que interesante de la web, era que todo suma, sobre todo… cuando se hilan almas.

 

Y gracias, entre otros, a mi amado sobrino José Luis Junior, quién con su aporte permitió que hoy RUECA DE ALMAS,  sea una realidad para llegar a ustedes, al mundo, y porque no, al Universo y a las Galaxias.

 

Con amor en María Nuestra Madre Universal

Miryam Dietrich